Empezar a correr es una gran forma de mejorar tu salud, ponerte en forma y sentirte mejor por dentro y por fuera.

Cuando tienes el hábito, correr se convierte en un momento increíble reservado únicamente para ti, es una actividad que te ayuda a relajarte, a pensar y a superarte a ti mismo una y otra vez, lo que significa que es un entrenamiento físico y mental.

COMO EMPEZAR A CORRER.

Es muy importante tener en cuenta que empezar a correr desde cero (y crear el hábito) es un proceso. Piensa en esto: los músculos de tus piernas requieren de un tiempo para fortalecerse, así como tu corazón y tus pulmones. La buena noticia es que te sorprenderá todo lo que tu cuerpo es capaz de lograr.

Se recomienda que empieces con poco tiempo,10 minutos es un buen tiempo para dar un paseo o correr sin regresar a casa totalmente exhausto. Si 10 minutos es demasiado tiempo, entonces, puedes empezar con 5 minutos, y si 10 minutos es muy fácil para ti entonces comienza con 15 minutos. Ve aumentando poco a poco el tiempo entre 5 y 2 minutos cada semana hasta que logres correr entre 20 y 30 minutos sin sentirte sumamente exhausto.

El objetivo es ir a tu propio ritmo.

Cada persona es diferente: habrá algunas personas que hayan entrenado antes, o que tengan más condición física y por ello avancen más rápido, mientras que otras personas van avanzando a su propio ritmo (sin prisa pero sin pausa).

¿Que necesitas para empezar a correr?

Muchas ganas de empezar a correr y unas zapatillas deportivas que sean cómodas, de momento no es necesario que inviertas en ropa deportiva o zapatillas costosas.

Calienta primero y estira al terminar.

El calentamiento es imprescindible antes de empezar a correr, unos cuantos minutos haciendo círculos de muñecas, brazos y piernas serán suficientes para darle inicio a tu ruta. El objetivo es activar la circulación en las articulaciones y precisamente empezar a entrar en calor.

Cuando termines de correr no olvides estirar bien todos los músculos trabajados. Este trabajo si es imprescindible. Cuando corres, tus músculos se contraen miles de veces, lo que provoca que al finalizar, el músculo esté más acortado debido a esta repetición de contracciones. Con el objetivo de devolver al músculo a su posición natural debemos realizar un estiramiento de unos 30 segundos por cada grupo muscular.

Si tienes algún problema de salud, lo mejor es hacerse un chequeo médico para ver si realmente puedes correr, o una prueba de esfuerzo. No todo el mundo puede correr. En ese caso andar puede ser una buena solución.

Hidrátate.

Mientras corres toma agua sólo si tienes sed, pero ¡no exageres! el exceso de agua también es perjudicial. A la hora de competir puedes tomar bebidas isotónicas ya que pueden ser útiles puesto que son bebidas que reponen las sustancias perdidas durante la actividad física.

Que comer antes y/o después.

Si al correr en ayunas te sientes mareado o con falta de energía, entonces, es mejor que tomes un pequeño snack mínimo 40 minutos antes de correr (por ejemplo una pieza de fruta), tienes que tener energía pero no sentirte demasiado lleno.

Lo ideal después de correr es que tomes algo que contenga carbohidratos (pan integral, avena o fruta) y proteína (yogurt, queso fresco, huevo o frutos secos).

 

Combatir el frío.

Ahora en invierno hay que abrigarse del frío, aunque sin pasarse. Llevar demasiadas prendas puede acabar resultando molesto. La sensación idónea es sentir un poco de freso al empezar a correr. En apenas cinco minutos se te habrá quitado. Atención especial a la garganta y las manos, que son dos zonas que sufren con las bajas temperaturas. Por supuesto, al terminar es vital abrigarse pronto y quitarse las prendas empapadas en sudor.

Ahora que ya estás equipado con todo lo que tienes que saber para empezar a correr desde cero. Sé constante y paciente, es un reto que vas a disfrutar y vendrá bien para tu salud física y mental.

Categorías: Curiosidades

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *